Nuestra salud y las secuelas neurológicas del Covid-19

Nuestra salud y las secuelas neurológicas del Covid-19

El pasado miércoles 7 de abril, fue el día Mundial de la Salud. ¿Sabías que este día lleva celebrándose desde hace 73 años?

La Primera Asamblea Mundial de Salud celebrada en 1948 eligió el día 7 de abril, mismo día en el que se fundó la Organización Mundial de la Salud (OMS), para establecer el Día Mundial de la Salud, con el fin de destacar la importancia de tener unos hábitos saludables y de dar a conocer las distintas enfermedades mortales que afectan a todo el mundo.

La OMS realiza grandes campañas de concienciación a través de la divulgación, talleres, convenios entre países, etcétera. Este año se ha homenajeado a todos los sanitarios que han luchado contra la Covid-19. Además, la OMS ha marcado una serie de objetivos centrados en garantizar el acceso a la vacunación y conseguir unas condiciones dignas de trabajo para los sanitarios en el mundo.

En España, la Covid-19 ha tenido efectos devastadores en la población, tanto de tipo económico como social. Pero también, ha dejado secuelas en la salud de las personas que lo han padecido.

Como comentamos en un post anterior, en nuestra Clínica se ha atendido a pacientes con secuelas neurológicas post-covid, que han requerido de una neurorrehabilitación intensiva.

Os dejamos el enlace aquí: https://www.clinicasanvicente.es/noticias/consecuencias-a-largo-plazo-del-sars-cov-2/

En España, los accidentes cerebrovasculares o ictus son la segunda causa de fallecimiento y la primera causa de discapacidad adquirida en adultos.

Debido al envejecimiento de la población, se prevé un aumento del porcentaje de personas españolas que sufran un ictus, por lo que la prevención y la detección precoz de los síntomas serán clave para reducir su impacto.

Esta enfermedad está relacionada con ciertos factores como edad, sexo o lugar de nacimiento, teniendo en cuenta que la incidencia es mayor en edades avanzadas y principalmente en mujeres.

Como hemos comentado, otro factor a destacar debido a la situación de pandemia actual en la que vivimos es que, a pesar de que el porcentaje de ictus provocados por Covid-19 no es muy elevado, aquellos que padecen de esta infección tienen una mayor probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular más grave, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Hoy en día, gracias al desarrollo médico y a las distintas terapias avanzadas de logopedia, fisioterapia, neuropsicología y terapia ocupacional, se pueden conseguir grandes resultados en la mejora de calidad de vida y autonomía de las personas que han sufrido algún tipo de ictus.

Es importante destacar que, el tipo de vida que llevemos será esencial para prevenir o reducir la probabilidad de padecerlo.

¿Qué podemos hacer para prevenirlo? Llevar una vida sana, controlar nuestro peso, una alimentación baja en sal, reducir o eliminar el consumo de alcohol y tabaco y realizar deporte de manera habitual.

La salud es siempre lo más importante.