Etiología y Marco Conceptual del DCA

Etiología y Marco Conceptual del DCA

MÓDULO II: ETIOLOGÍA Y MARCO CONCEPTUAL DEL DCA

En la cuarta edición del Máster de “Neuropsicología Clínica y Neurorrehabilitación”, organizado por la Clínica San Vicente, se impartió el Módulo II (Etiología y Marco Conceptual de DCA) los días 8 y 9 de febrero de 2020. El seminario fue impartido por el Doctor Siricio Arce, Director médico de la Clínica San Vicente, que cuenta con una experiencia profesional muy extensa y está especializado en el área de Psiquiatría.

El contenido de este módulo forma parte de los temas generales y básicos que son fundamentales en un programa de neuropsicología, por lo que se desarrollaron de manera amplia y minuciosa temas referidos a la etiología del daño cerebral tales como los traumatismos craneoencefálicos, los trastornos cerebrovasculares, trastornos neurológicos (neoplasias, demencias, migrañas, epilepsia, infecciones, etc…), los movimientos involuntarios y el temblor así como el abordaje de otras situaciones clínicas como pueden ser la muerte cerebral, el coma, el estado vegetativo y la situación de respuesta mínima, entre otros.

ETIOLOGÍA Y MARCO CONCEPTUAL DEL DCA: TRAUMATISMOS CRANEOENCEFÁLICOS, ICTUS Y DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

Tanto en los ictus como en los traumatismos craneoencefálicos el papel del neuropsicológico adquiere su mayor relevancia, tanto en la fase aguda como en la postaguda y, especialmente, en el proceso de diagnóstico para determinar los déficits cognitivos, afectivos y conductuales, motores y sociales relacionados con el daño cerebral sufrido.

Los traumatismos craneoencefálicos suponen una lesión física o deterioro funcional del contenido craneal debido a un intercambio súbito de energía mecánica y significa el impacto cerebral asociado a fuerzas de aceleración en fracciones de segundo. Se clasifica de acuerdo a la OMS en Conmoción Cerebral, Contusión Cerebral y Daño axonal difuso.

Con respecto al Ictus, es el denominado accidente vascular isquémico. Estos Accidentes Vasculares Cerebrales pueden ser Isquémico o Hemorrágico. El Hemorrágico representa el 20% de todos ellos y el Isquémico el 80% restante y se le conoce como ICTUS, Embolia o Trombosis Cerebral.

También, se hizo especial hincapié en el diagnóstico diferencial de trastornos psiquiátricos que pueden cursar con la lesión cerebral o conllevar un diagnóstico erróneo.

Este contenido es primordial en la formación del neuropsicólogo, para poder desarrollar los conocimientos necesarios en el manejo del paciente con daño cerebral adquirido en el ámbito más clínico.

El seminario se impartió con un enfoque práctico, ameno, interesante y motivador facilitando en todo momento la participación activa del alumno con casos prácticos que permiten desarrollar un juicio y la intuición necesarios para realizar diagnósticos y tratamientos de un modo efectivo.