Daño cerebral

  • daño cerebral

Clínica Fundada en 1995, fue el primer Centro monográfico en España dedicado a Neurorrehabilitación

Nuestra Experiencia

En los años 90, la Clínica San Vicente fue creada en Burgos con el propósito de rehabilitar a las personas afectadas por daño cerebral adquirido (traumatismos craneoencefálicos,  accidentes vasculares cerebrales…) dado el elevado número de afectados anualmente, su tendencia creciente y las gravísimas secuelas que dichas patologías desencadenaban.

No resultó una tarea fácil, ya que las referencias sobre qué hacer y cómo, prácticamente no existían y se carecía de protocolos y, por tanto, de evidencias médicas para empezar a trabajar. Lo único que existía hasta ese momento era el trabajo desarrollado en Centros Europeos y Norteamericanos, que ya habían iniciado programas de Neurorrehabilitación. Aunque se sospechaba, se  desconocía el alcance de la plasticidad cerebral y que el cerebro contuviera células que pudieran madurar, diferenciarse a neuronas y por tanto recuperar un cerebro dañado. Hoy en día es el principio básico de la Neurorrehabilitación.

Por otra parte, creíamos firmemente que mucho podía hacerse por las personas afectadas de daño cerebral, para poder recuperar su antigua vida y en cualquier caso, mejorar su calidad de vida y la de su entorno.

El trabajo constante, los avances tecnológicos, la investigación y la Gestión del Conocimiento nos fueron proporcionando la experiencia necesaria para que, en la actualidad, y tras más de 5.000 pacientes tratados, los protocolos desarrollados hayan dado paso a importantes éxitos, reconociendo que sólo la dedicación total y absoluta, y la incorporación de otras áreas del conocimiento, son capaces de albergar un camino de esperanza a las personas que han padecido un daño cerebral.

En la actualidad, tras 20 años de trabajo diario, se ha conseguido una Unidad de Neurorrehabilitación con los siguientes principios y características:

  1. Especializada, ética, excelente e innovadora.
  2. Con profesionales expertos en su especialidad.
  3. La última  tecnología para rehabilitar los déficits tras un daño cerebral.
  4. Un Centro con capacidad docente y orientación académica para formar a los futuros profesionales en neurorrehabilitación gracias a la gestión del conocimiento.
  5. Un Centro dinámico, social y que contempla no solo las patologías del paciente sino su familia y su entorno.
  6. Un Centro Comprometido, sostenible y de elevado respeto a las personas.
  7. Una Unidad que va más allá de nuestras fronteras y participa en foros internacionales promoviendo la divulgación del conocimiento y de los protocolos desarrollados.

Patologías

ICTUS (accidente vascular cerebral)

ictus

El Accidente Vascular Cerebral puede ser Isquémico o Hemorrágico. El Hemorrágico representa  el 20% de todos ellos y el Isquémico el 80% restante y se le conoce como ICTUS, Embolia o Trombosis Cerebral. Alrededor de 200 nuevos casos por cada 100.000 habitantes aparecen cada año en España. El 10%  fallece en el primer ataque y representa la primera causa de muerte entre las mujeres y la segunda en el hombre en España. Un 30% de los supervivientes tendrán alguna discapacidad y  la tercera parte de ellos será en grado severo y con gran dependencia. Hay que destacar que el 10% de los casos tiene lugar  entre los 35 y los 45 años. La lesión cerebral supone una alta carga individual, familiar, socio-laboral y económica.

Las Unidades de ICTUS de los hospitales públicos, están logrando salvar un número considerable de vidas que, sin duda,  hubieran fallecido hace tan sólo 10 años.

La Rehabilitación Neurológica debe comenzarse desde el mismo momento de ser dados de alta de las UCIs o las Unidades de Ictus,  e iniciarse con carácter precoz, intensivo, individual y multidisciplinar, aprovechando la mayor capacidad de respuesta neuroplástica del cerebro.  Los Centros Monográficos con trayectoria y prestigio reconocidos son los  lugares más apropiados para mejorar el resultado final y disminuir la discapacidad y la dependencia.

La movilidad, la cognición y la conducta son los aspectos con los que contamos las personas para mantener la normalidad y que se afectan cuando sufrimos un Ictus. Según el grado de alteración de estas funciones necesitaremos un tipo de tratamiento, un número diferente de terapias diarias y mayor  duración temporal del proceso de recuperación. Es el tratamiento el que se adapta al tipo de paciente y lesión y no al revés.

Traumatismos craneoencefálicos

banner_traumatismo

DEFINICIÓN Y CIFRAS                                                   

El Traumatismo Craneoencefálico ( TCE ), se define como el impacto o sacudida producido en la cabeza, o una lesión que interrumpe el funcionamiento normal del cerebro.

La gravedad de la lesión conduce a un cambio temporal del estado de conciencia. En los casos más severos, una lesión traumática cerebral puede originar largos periodos de inconsciencia o amnesia más o menos prolongada. Sus efectos ocasionan problemas mantenidos en el tiempo, que dificultan o impiden la independencia funcional.

Es la primera  causa de muerte y discapacidad en la población por debajo de los 45 años, con una incidencia de 200 casos por cada 100.000 habitantes y año. El 90% de ellos recibe atención hospitalaria. Afecta  a una mujer por cada tres hombres, sobre todo entre los 15 y los 30 años, y a los mayores de 65 años. Casi en el 75% de las ocasiones los accidentes de tráfico son los causantes de las lesiones.

TIPOS DE LESIONES

Lesión Primaria. Es la lesión directa que ocurre en el cerebro, el cráneo y otros tejidos de la cabeza.

Lesión Secundaria. Se produce a consecuencia de las modificaciones  que acontecen en el cerebro a los días siguientes de la lesión primaria. Pueden aparecer coágulos de sangre, hinchazón de la masa encefálica, aumento de la presión cerebral, etc.

GRAVEDAD DEL TRAUMATISMO CRANEOENCEFÁLICO

La clasificación se establece en referencia a dos escalas conocidas y manejadas en todo el mundo, la Escala del Coma de Glasgow (GCS),y la Traumatic Coma Data Bank (TCDB).

La primera hace referencia a la situación neurológica del paciente y la segunda, a las imágenes encontradas en el Scanner Cerebral (TAC).

El  80% de los traumatismos son leves, más de un 15% moderados, y tan sólo un 5% graves.

Lo más importante durante la fase aguda es reducir los efectos de la lesión secundaria,  mucho más que los daños causados por la lesión primaria.

REHABILITACIÓN DEL TRAUMATISMO CRANEOENCEFÁLICO

Al Traumatismo Craneoencefálico (TCE) también se le conoce como Enfermedad Politraumática, al asociarse, en numerosas ocasiones, a diferentes lesiones musculoesqueléticas, vísceras u órganos, que aumentan la gravedad de la propia lesión o, incluso, son más relevantes y perjudiciales, complicando la evolución y la recuperación posterior, tanto neurológica como general.

Casos leves. En éstos, lo habitual, es la recuperación completa, sin embargo, en un pequeño porcentaje de casos se produce lo que denominamos  Síndrome Postconmocional, caracterizado por trastornos emocionales, depresión, irritabilidad, falta de concentración, insomnio, etc., y trastornos físicos como cefalea o mareo que precisan  un tratamiento de rehabilitación cognitiva adecuado a sus alteraciones, con participación del Psiquiatra y el Neuropsicólogo. Una prueba electrofisiológica incruenta denominada Coherencia Bioeléctrica Cerebral lo detecta de forma muy ostensible.

Casos Moderados. Los síntomas, tras la fase aguda, se prolongan durante varios meses y afectan a la memoria, cálculo, orientación, comportamiento social y estado de ánimo. No es infrecuente la cefalea y el dolor en distintas partes del cuerpo. El Scanner (TAC) y la Resonancia Magnética son herramientas muy útiles en la detección de éstas lesiones.

Casos Graves. Los trastornos que provocan son, realmente, dramáticos: Alteraciones del movimiento (hemiplejias, trastornos músculo-esqueléticos, espasticidad…), dificultades para comprender,  hablar, deglutir, para controlar los esfínteres, orientarse, desviaciones de la conducta (negatividad, oposición, agresividad, tristeza, depresión…). El tratamiento recomendado en éstas circunstancias, después del alta  de la Unidad de Cuidados Intensivos y la  estabilización de constantes, es  el traslado a un Centro Monográfico de Neurorehabilitación, debiendo proceder a su llegada a  una rápida valoración  clínico-farmacológica, con el propósito de  alcanzar rápidamente la estabilidad clínica definitiva e iniciar  las terapias tras una Evaluación Multidisciplinar.

Otras Patologías

La Clínica San Vicente ha desarrollado una importante actividad en el campo de las Neurociencias, tanto en  el plano diagnóstico como en el terapéutico. Mantiene contacto con Hospitales y Centros públicos y privados, fundamentalmente en protocolos y proyectos de investigación, sin olvidar las colaboraciones clínicas, cada vez más frecuentes, que se han establecido con algunos de ellos.

Su oferta de Servicios se ha dirigido al Diagnóstico y Tratamiento de los trastornos neurológicos más frecuentes en adultos y niños.

Procesos y enfermedades tratados en la Clínica.

  • Diagnóstico y tratamiento tras Infecciones del Sistema Nervioso.
  • Recuperaciones postoperatorias de tumores cerebrales tras radiocirugía.
  • Trastornos del sueño.
  • Alteraciones del movimiento y de la marcha.
  • Alteraciones del comportamiento.
  • Cefaleas.
  • Epilepsia.
  • Enfermedades degenerativas y demencias.
  • Anoxias cerebrales.
  • Problemas neurológicos de niños a partir del primer año.
  • Trastornos del desarrollo.
  • Alteraciones de nervios periféricos (Trigémino, Túnel Carpiano, Plexo Braquial, etc. ).
  • Encefalopatías metabólicas.
  • Pacientes crónicos, estados de mínima conciencia y esclerosis.
  • Retrasos mentales.
  • Parálisis cerebral.

Caracteristicas de los tratamientos

En la Clínica San Vicente, la Neurorrehabilitación la dirigimos hacia la mejoría de estos tres aspectos: el Movimiento, la Cognición y la Conducta. Los tratamientos han de ser:

PRECOCES

La rapidez en el comienzo del tratamiento mejora los resultados finales y acorta los tiempos del mismo. Esta precocidad exige, en cada momento, adaptarse a la estabilidad de los pacientes y progresar en función de su mejoría clínica y la evolución neurológica; por tanto, para cumplir con este criterio de precocidad, la Clínica San Vicente tiene que tener dotación hospitalaria y poder iniciar los tratamientos a la salida de las UCIs con independencia de solapar la Neurorrehabilitación con los procesos clínicos. Por otro lado, se acorta así la estancia en el hospital de agudos que en muchas ocasiones provocan la aparición de infecciones nosocomiales, escaras y problemas derivados del inmovilismo.

PERSONALIZADOS

La planificación terapéutica, no obedece a un método preestablecido por muy consolidado que esté; partimos desde las funciones preservadas del paciente, y de aquí dirigimos los esfuerzos hacia aspectos como la atención, la memoria, la orientación, la voluntad, la conciencia de enfermedad, así como la movilidad, la marcha y la comunicación.

INDIVIDUALES

Las terapias deben tener la cualidad de focalizar la atención del paciente ya que es la única forma de provocar su concentración y por tanto su aprendizaje. Además, cada paciente presenta lesiones distintas y no homogéneas con diferentes grados de severidad  y  exigencia. Incluir a más de una persona en determinadas terapias es un error de concepto y una práctica que debe evitarse.

MULTIDISCIPLINARES

Combinar la Neurorrehabilitación convencional con la biotecnología, la farmacología y la incorporación de nuevas Especialidades en el desarrollo de protocolos de tratamiento es el camino adoptado por la Clínica San Vicente desde sus inicios.

INTENSIVOS Y PROLONGADOS

La intensidad de las terapias provoca reacciones cerebrales más tempranas y mejora la neuroplasticidad.

En los últimos tres años, Hospitales y Universidades de Norteamérica, Canadá y Europa reconocen que los tratamientos neurorrehabilitadores necesitan no menos de 4 horas diarias y hasta 1 año de duración para que se consiga recuperar y consolidar muchas de las funciones perdidas con una mínima garantía.

Metodología de trabajo

PLANIFICACIÓN DEL TRATAMIENTO

En el Servicio de Rehabilitación de Daño Cerebral participan distintas Unidades que cubren los aspectos clínicos, físicos, emocionales y cognitivos:

La planificación del tratamiento neurorehabilitador esta condicionada por la estabilidad clínica, nivel de conciencia, grado de dependencia y soporte familiar del paciente; por tanto estos factores determinan el régimen de hospitalización o ambulatorio, los objetivos de cada departamento, los tratamientos farmacológicos, el número de horas y tipo de terapias diarias (planificación horaria), así como diversos tratamientos complementarios: Estimulación Magnética Transcraneal, toxina botulínica, equipos bioeléctricos y de biotecnología, etc…

A continuación exponemos el papel de cada Unidad integrante del Servicio de Daño Cerebral con las funciones desarrolladas por cada profesional:

Unidad de Neurología
Unidad de Psiquiatría
Unidad de Neurofisiología
Unidad de Rehabilitación Física
Unidad de Logopedia
Unidad de Neuropsicología
Unidad de Fisioterapia
Departamento de Terapia Ocupacional
Equipo de Enfermería
Departamento de trabajo Social

Tecnología Aplicada

  1. Carros de paradas cardiorrespiratorias para adultos y niños, con ambúes, mascarillas, equipos de intubación y fármacos específicos.
  2. Monitores de constantes vitales.
  3. Aspiradores portátiles autónomos.
  4. Pulsioxímetros portátiles.
  5. Respiradores volumétricos.
  6. Sala de boxes: Equipo de microonda, Onda Corta, Laser de Cañon, Magnetoterapia, Ultrasonidos, Hidroterapia y Electroterapia.
  7. Equipo de Rinofibroscopio de fibra óptica con vídeo filmación y fuente de luz fría.
  8. Ecógrafo DopplerDuplex color  3D.
  9. Laboratorio de Neurofisiología ampliamente dotado, con capacidad para la realización de numerosas pruebas, incluso del Sistema Nervioso Autónomo.
  10. Estimulador Magnético Transcraneal  Diagnóstico y Terapéutico.
  11. Espirómetro computerizado.
  12. Electrocardiógrafos.
  13. Gimnasio de Rehabilitación Neurológica General, con equipamiento secuenciado para la recuperación de la marcha: camillas bobath, Plano inclinado,  Estabilizador / Bipedestador y cintas de marcha con velocidades programables  y motores de desgravitación.
  14. Equipamiento de mecanoterapia y Cinesiterapia.
  15. Equipos de Estimulación Bioeléctrica para la recuperación de la mano paralizada HS300.
  16. Equipo Vitalstim para la deglución
  17. Plataforma ataxiométrica para el equilibrio
  18. Wii Rehabilitation
  19. Plataforma de Rehabilitación Cognitiva Neuronup
  20. Tecnología por raton óptico

Cartera de Servicios

  1. UNIDAD DE DIAGNÓSTICO

 

Valoración del daño corporal y cognitivo.

Peritaciones, y asistencia a juicios.

Emisión detallada de informes de Evaluación diagnóstica.

Segunda opinión Médica.

Consultas Médicas externas

Evaluación Neuropsicologíca

Realización de Ecografías y pruebas Neurofisiológicas

  1. UNIDAD DE HOSPITALIZACIÓN

Tratamientos Médico-quirúrgicos y de Rehabilitación integral

Convalecencia, pacientes crónicos, unidad de paliativos

 

  1. UNIDAD TRATAMIENTOS AMBULATORIOS-HOSPITAL DE DÍA

Tratamientos Médico-quirúrgicos y de Rehabilitación integral

  1. PROGRAMA DE SEXUALIDAD Y FERTILIDAD EN DISCAPACIDAD
  2. PROGRAMA DE REGRESO AL DOMICILIO Y REINSERCION FAMILIAR

Primera visita y evaluación GRATUITA

Solicite una evaluación y visita totalmente GRATIS sin ningún tipo de compromiso por su parte